9 Ideas para tu próximo tatuaje cristiano

TATUAJE CRISTIANO

¿Alguna vez haz visto Miami Ink o algún programa de esos en los que llega alguien a tatuarse y cuenta la historia del mismo? Hay historias con las que -hasta a uno como espectador- le dan ganas de hacérselo de tan conmovedora que es.

Los tatuajes son marcas que significan algo para alguien. ¿No les ha pasado que ven el tatuaje de alguien y tienen que preguntar que significan porque ustedes no entienden? Es porque significa algo exclusivamente para el o ella.

Estaba leyendo 7 Ideas for Your Next Christian Tattoo (and Some to Avoid) en Relevant Magazine y no me quiero centrar en si los cristianos podemos hacernos tatuajes o no, sino en algo completamente diferente.

Y es que hay ciertas cosas que Dios quiere que llevemos siempre con nosotros, que nos marquen y nos identifiquen como hijos suyos. En Gálatas 5:22-23 las menciona, son marcas que revelan que el Espíritu Santo está en nosotros y que creo, son las mejores señas de ser cristianos que podemos llevar:

  1. El amor: Tan complicado amar de verdad y tan importante para Dios. ¿Recuerdan que en la carta que Pablo les escribe a los Corintios hace una afirmación importantisima en cuanto a esto? -“Sin amor nada somos”. Tan importante que Dios mismo, es amor.
  2. La alegría: Sé que en algunos momentos no dan ganas, que algunas veces es difícil pero, recordando todo lo que Dios ha hecho ¿No se les hace complicado no sonreír?
  3. La paz: Tan complicado llevarla cuando los que nos rodean no caminan por el mismo camino que nosotros, pero debemos “crear” la paz, sin importar las situaciones.
  4. La paciencia: A veces más que una marca bonita, parece una cicatriz, lo sé. Pero por más tonto que suene, la paciencia se forma con paciencia.
  5. La amabilidad:  “Que es complaciente, agradable y delicado en el trato con los demás” y delicado no es femenino, sino que se toma su tiempo, que cuida los detalles.
  6. La bondad: “Inclinación a hacer el bien, comportamiento virtuoso.”
  7. La fidelidad: Esta no solo se puede mostrar en una relación de pareja, sino en cualquier relación.
  8. La humildad: La humildad no es un estado económico, sino un estado del corazón.
  9. El dominio propio: En la carta de Pablo a Timoteo, le dice que no tenemos un espiritu de temor sino uno que nos permite dominarnos. ¿Por qué son opuestos? Porque muchas veces le tenemos más miedo a lo que nos rodea que confianza al poder que hay en nosotros.

Y es que de nada sirve una marca en nuestro cuerpo, si aún no hemos dejado ser marcados por el Espíritu Santo en nuestro corazón. Si no le hemos permitido entrar realmente a ordenar, a cambiar, a limpiar y sanar nuestro interior para reflejarlo a El. Que triste que la gente se tenga que enterar de nuestras creencias a través de tinta, mejor que se enteren a través de nuestros actos, de nuestro caracter, de nuestro amor. Reflejemos a Dios, presentemoslo, porque para eso fuimos salvos. No somos salvos por obras, pero si para obras.

Sus tiempos, la historia de Marcos.

Gabriel Aldana:

Quiero ser honesto, pocas cosas me hacen llorar al leer. Pocas como esto. Ser agradecido no es una cuestión del peso de la billetera, ser agradecido es una cuestión del corazón.

Originally posted on Kimberly Illescas:

A la hora de almuerzo llegué contándoles a mis compañeros de trabajo sobre Marcos, mi amigo de 5 años, uno de mis niños favoritos en todo el mundo. Hablando de su historia y sus ocurrencias, alguien me dijo: ¡ya viste, ya tenes algo para escribir! no estoy segura si esa persona sabe de este mi pasatiempo pero me pareció una fabulosa idea.

Trabajo como freelance en una organización que, entre muchas otras cosas, contacta voluntarios extranjeros (en su mayoría estadounidenses) para construirle casas a la gente que vive en los alrededores de una zona roja de la ciudad. He conocido a muchos voluntarios, mucha gente y muchos niños, pero en una ocasión conocí a Marcos, mi Marcos. Vivía en el mismo callejón de la casa nueva que estaban construyendo, llegó a saludar cada día de la semana hablando de su escuela y sus amigos; se ganó el corazón de todos.

View original 590 more words

Esto tampoco estaba en el contrato

verguenza copy

Al recibir a Jesús y empezar a servirle hay muchas cosas que no se mencionan nadie te dice “¿Quieres recibir a Jesús? Sólo recuerda que no será fácil, que Dios tendrá que formarte y muchas cosas tendrás que quitar de tu vida.” No, nadie hace eso. Se omiten esa clase de cosas y es que cuando me comprometí con El a provocar que otros se acercaran, nadie me dijo que muchos me iban a rechazar, que habría gente que me daría la espalda. Nadie dijo que algunos no me escucharían, que otros si me escucharían pero no lo aplicarían y que muchos de los que lo aplicarían no agradecerían.

Esa creo que era esa letra pequeña al final del contrato, esa que nadie lee. Y es que hay muchas cosas que nunca se mencionaron, por ejemplo nadie dijo que el me iba a bendecir como lo ha hecho, que nada me faltaría, que puertas que a otros no se les abren a mi si se me abrirían, que recibiría cosas que no merezco, que tendría un mejor amigo para toda la vida. Nadie dijo que El estaría siempre allí, cuidandome, amandome, que cuando esos se voltearan y me dieran la espalda El permanecería siempre fiel. No, nadie lo dijo.

Y es que al ponerlo en esa balanza del corazón, esa que está más acostumbrada a ponerle atención a todo lo malo, pesa más lo bueno que nunca se mencionó.

Y es que no es fácil seguir a Jesús y nadie dijo que lo sería. Recuerdan eso de “Él que no deje… No puede ser mi discípulo” creo que no era un chiste, es cierto. El que no muere, no puede tener vida eterna. El que no entrega, no puede recibir más. El que no sirve, no sirve. Tan simple como eso.

No es fácil y hay muchas cosas que no estaban en el “trailer” de la película de nuestro líderazgo, pero ¿Eso no lo hace más increíble? No saber como termina, eso lo hace más interesante.

 

¿Recomendaciones para servir a Jesús?

- Guarda tu corazón (De el brota la vida ¿Recuerdas?)

-No te dejes vencer a la primera. (Ni a la segunda, tercera, cuarta ni en ninguna de las veces que te lastimen)

-No te canses de amar a la gente, por algo estamos rodeados de otros humanos llenos de errores y defectos.

-Tu mirada no debe estar centrada en el presente sino en ese futuro impresionante que El prometió.

-Haz a un lado los sentimientos, pesan demasiado y solo te hacen más lento.

-Recuerda que “El que persevere hasta el fin, ese será salvo.”

 

Y como dijo Luis Palau alguna vez “El evangelio no es una carrera de velocidad, sino una maratón de resistencia.” (Parafraseado)